Chubut

Desarrollo de Dique Florentino Ameghino. Reunión con funcionarios y prestadores

El Ministerio de Turismo y Areas Protegidas aportará sus equipos técnicos para planificar el desarrollo de actividades y servicios en la Villa Dique Florentino Ameghino. El ministro Néstor García realizó un recorrido por y mantuvo reuniones con el jefe comunal Raúl de Domingo y con prestadores turísticos, con el objetivo de fortalecer el turismo en el destino.

“Analizamos el desarrollo de la temporada de verano buscamos fijar políticas de desarrollo. El objetivo es sumar a la Villa al conjunto de destinos que conforman el Valle Inferior del Río Chubut. Nos comprometimos a enviar nuestros equipos técnicos para fortalecer los proyectos en actividades y servicios que tienen en carpeta. La escuela local tiene Orientación en Turismo, por lo que también es importante sumar las ideas y el talento locales para sumar el compromiso de la comunidad, algo muy importante en el desarrollo turístico” explicó el ministro Néstor García.

En los encuentros participaron la subsecretaria de Turismo, Natalia Leske y el presidente de la Cámara Argentina de Turismo filial Chubut, Miguel Ramos. Se planificó una colaboración para la próxima Fiesta de la Energía que se realizará en Febrero.

Dique Florentino Ameghino

Inaugurado en 1963 para controlar las inundaciones del río Chubut, favorecer el riego y además generar energía eléctrica, el Dique Florentino Ameghino y la Villa que lleva su nombre se convirtieron desde entonces en un oasis de vegetación y tranquilidad en medio de la meseta chubutense.

La imponente represa de 255 metros de largo, las aguas del embalse, las rocas volcánicas, los cañadones y los sedimentos marinos de otras épocas (que todavía se pueden apreciar hoy), convierten a la zona en un lugar especial, muy diferente de la estepa que lo rodea.

En la Villa Florentino Ameghino se puede practicar pesca deportiva, tanto desde la represa como navegando las aguas cristalinas. Truchas, percas y pejerreyes autóctonos son las especies más buscadas. Las paredes y formaciones rocosas también permiten caminatas y trekking.

A 100 metros del camping municipal se encuentra la escalera conocida como “Plano Inclinado”. Erigida entre rocas para unir dos campamentos cuando se construía el dique, en su recorrido se puede observar el pilquín o ardilla patagónica. Y tras 517 escalones, se accede a una vista majestuosa del lugar. Segura y al resguardo de los vientos, la Villa Florentino Ameghino ofrece cabañas, campings, asadores, playa de río y la posibilidad de visitar una cueva de pinturas rupestres.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *